Desde la biblioteca digital del I.S.E.S Biblioises para todos Nota A 192 27 Noviembre - 2014 Por: Sergio Pellizza

24.11.2014 15:07

El conocimiento científico y el desarrollo económico y social.

En los últimos 150 años la ciencia se ha convertido en un factor importante, que determina la vida cotidiana de todos los habitantes del planeta. En ese breve lapso ha generado mayores cambios que los ocurridos desde la época del antiguo Egipto. Ciento cincuenta años de ciencia han resultado más explosivos que cinco mil de cultura antigua.

Es importante destacar hasta qué punto el avance de la ciencia coadyuva a determinar el progreso de la sociedad, no sólo en los cambios económicos provocados por la aplicación de los descubrimientos científicos, sino también por los efectos que produce el impacto y la divulgación de las nuevas teorías científicas en el dominio general del pensamiento, nivel y calidad de vida.

 Al observar los períodos de progreso de la humanidad, éstos coinciden con los momentos de creación de la ciencia y la tecnología y con épocas de cambio social y económico: los sacerdotes – científicos, los griegos, los siglos XVI – XVII en Europa, la Revolución Industrial en Inglaterra y nuestro tiempo.

Hoy, en la llamada economía global, los conocimientos surgidos de la ciencia y sus aplicaciones tecnológicas determinan el rumbo de la economía; impactan e inducen cambios en la vida social y en las instituciones, resultantes de las nuevas formas de organización económica, política y social. Sin embargo, es posible que esta evidencia no se perciba y sólo se manifieste a través de las herramientas y utensilios que usamos actualmente, sin pensar que son producto de la ciencia que repercuten en nuestro nivel de vida y no pocas de nuestras conductas o que nuestras visiones o explicaciones del mundo estén sustentadas en dichos conocimientos.

Alvin y Heidi Toffler, a partir de los cambios económicos, hablan de tres civilizaciones distintas, diferentes y potencialmente enfrentadas. La primera, ligada a la tierra, a la producción agrícola; la segunda, correspondiente a la era industrial, y la tercera, a la de la economía basada en el conocimiento. Anteriormente el valor de una empresa podía medirse en términos de sus bienes sólidos como edificios, maquinaria, producción almacenada. El valor de las prósperas firmas de esta economía basada en el conocimiento radica en su capacidad para adquirir, generar, distribuir y aplicar estratégica y operativamente los conocimientos.

Ha sido evidente cómo esta transición económica ha ido modificando y transformando las formas de producción, ahora desmasificadas, capaces de variaciones múltiples e incluso personalizadas, las formas de organización, la mano de obra, con niveles crecientes de destrezas especializadas y calificadas y las formas de crear riqueza. Todo esto sustentado en el conocimiento, definido por los Toffler en términos generales como datos, información, imágenes, símbolos, cultura, ideología y valores.

Algunas de las características principales de esta transformación las observamos en el impacto cada vez mayor de las tecnologías de información y de comunicación, en un aumento en la distribución y difusión de conocimiento y su aplicación en la industria y en los servicios; así como el establecimiento de mayores redes y colaboraciones; la cada vez mayor necesidad de empleados con más habilidades; así como el crecimiento de industrias basadas en el conocimiento son muestras de este desarrollo en el que la ciencia y la tecnología desempeñan un papel condicionante para la mejora económica y la generación de bienestar social.

Estimada “Señora Comunidad Educadora” , creemos que estas son las puertas de la sociedad  del conocimiento

  Recordemos que la comunidad educadora somos todos: Los docentes, los estudiantes, los padres, los abuelos, los medios, los trabajadores, los dirigentes, los funcionarios. Absolutamente todos. Esto significa nada más y nada menos que en el círculo virtuoso de enseñar, y aprender a enseñar  estamos todos absolutamente comprometidos

 

Nos gusta imaginar nuestro trabajo como tren, con vagones cargados de artículos, libros digitales, videos educativos, etc. Este es el tren a que invitamos a subir. Lo compartimos desde el saber que la solidaridad cuanto más se comparte, más se potencia. Es así que ya compartimos esta tarea con la Escuela Industria Nº 4 José Menéndez. Hace muy poco presentamos nuestra página web en construcción. Son los estantes virtuales donde iremos colocando de a poco nuestro banco de datos que recolectamos seleccionando lo mejor de Internet hace más de 12 años. Su dirección en la red Internet es: www.biblioises.com.ar  Aún no está habilitada totalmente, llevamos subidos más de 2.600 archivos y estamos trabajando en subir muchos más. Ya hay más de 14000 visitantes que nos están comenzando a descubrir.
 

Es una fuerte voluntad esperanzadora de hacer con casi nada, una gran tarea. Es lo que exige el momento de este complejo hoy. Uso en significancia plena de la optimización. Estamos parados firmemente en el “sí se puede” con lo que tenemos y con eso hacemos.

Nuestra nueva página web que tiene como webmaster a Rodrigo Martínez López  ex alumno de la Escuela Industrial 4 egresado de la carrera de informática y que  sigue sus estudios universitarios  especializándose en diseño de páginas web.   Es el soporte principal de nuestro emprendimiento y creemos que merece un reconocimiento especial que no pasa solamente por las muchas gracias.  Esta nueva página web ya supero nuestras fronteras provinciales y tenemos demanda de información de países como EEUU – CHINA  - PERU -  URUGUAY – LA FEDERACION RUSA se agregan en estos días ALEMANIA – CANADA – FRANCIA,  también varias provincias argentinas.  La provincia de Santa Cruz está siendo muy bien representada. Generamos un blog www.biblioises.webnode.com  con acceso directo a nuestro banco de datos y en solo dos meses acopiamos más de 1800 visitas y más de 50 comentarios en nuestro libro de visitas.

Todo esto ha sido posible gracias al equipo de conducción  del I.S.E.S, a  la voluntad de la biblioises, Al equipo directivo de la Escuela Industrial N° 4, a la Dirección Provincial de Educación Técnica y Formación   Profesional   y a nuestros colaboradores. Mencionamos   especialmente Luisa Zerbo: Representante de los proyectos: "Biblioises" en la provincia de Santa Cruz. Autora del libro: "La Vida y Sus Misterios" declarado de "Interés Municipal" por el H.C.D.R.G.  Así como también a nuestra asesora pedagógica de siempre, Licenciada Noemí Vila  que desde Córdoba nos asiste permanentemente. 

El tren del futuro educativo Santacruceño está incrementando su llenado de virtuales vagones con mucho material de MATEMATICAS, FISICA, QUIMICA, BIOLOGIA, EDUCACION, LENGUA   y más mucho más. Tiene la particularidad de acudir con su carga de saber ser sabiendo hacer  a quien lo convoque por lejos que se encuentre. Viaja a la velocidad de la luz. Acudirá de inmediato y a todas partes donde sea llamado.  No se olviden docentes y alumnos llamen aquí  www.biblioises.webnode.com y es muy posible que encuentren muchas respuestas y también algo importante, algunas  preguntas. Creemos que de esto se trata. Los maestros pueden hacerse la pregunta: ¿Porque vivimos en un mundo donde las respuestas se encuentran en todos lados? y asociarlas a esta afirmación; pero las preguntas no… 

Sergio Pellizza

Contacto:  bibloises@gmail.com

 

 

 


 

Volver

Contacto

BIBLIOISES

Fotografía utilizada según la normativa de Creative Commons broo_am  © 2014 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode