Desde la biblioteca digital del I.S.E.S Biblioises para todos Nota A 190 6 Noviembre - 2014 Por: Sergio Pellizza La nueva era digital Se dice que, hace miles de años, empezamos a contar con los dedos y que de allí nacieron los números o dígitos, que

03.11.2014 15:13

Desde la biblioteca digital del I.S.E.S

Biblioises para todos

Nota  A 190  6 Noviembre  - 2014
Por: Sergio Pellizza

                                             Este es un espacio cedido por La Opinión Austral desde hace más de siete años para aproximarnos a usted, Sr. Lector, e invitarlo a compartir el buen uso de las nuevas tecnologías, informática, Internet, como un medio de apoyo a la docencia, como una eficaz herramienta para ayudar desde la labor educativa salesiana en este vital proceso del “saber ser, sabiendo hacer.

La nueva era digital

Se dice que, hace miles de años, empezamos a contar con los dedos y que de allí nacieron los números o dígitos, que eran diez. Hasta que se inventó el 0.
El cero, es aquel número que representa una cantidad nula. Un concepto bastante paradójico, pero fundamental para el desarrollo de las matemáticas a través de la historia. El origen del cero como número se dio en la India. Si buscamos a quien inventó el cero la verdad es que no fue una sola persona la que desarrolló este importante concepto, pero debemos considerar a Brahmagupta, un matemático y astrónomo Indio, como quien lo utilizo por primera vez tal como lo conocemos hoy en día. En  el siglo XVII,  el célebre matemático alemán  leibniz, inventor casi simultáneamente con Newton  del cálculo infinitesimal, probó que todos los números se pueden escribir con sólo dos dígitos, el 1 y el 0. Se inauguró así en el siglo XVII la "era binaria". Se demostró después que esta simplificación favorecía el cálculo automático y que las máquinas podían efectuar cualquier cálculo realizado efectivamente por un calculista humano (conocido también como "computador"). A estas máquinas se las llamó, en inglés, digital computers, computadoras o computadores digitales. A los dígitos binarios 1 y 0 se los bautizó bits, binary digits, que se convirtieron en los "elementos" de la información. Y comenzó a mediados del siglo XX  la nueva "era digital". Las máquinas digitales se revelaron como "máquinas universales" y pronto desbordaron el cauce numérico de sus orígenes. No sólo sirven para hacer enormes cálculos a gran velocidad sino que los mismos dígitos binarios se pueden emplear para representar y para transmitir toda suerte de información, para procesar textos, imágenes y sonidos.

La materia prima de toda información y quizás de la educación también  es hoy el bit por segundo. , la cantidad de información por unidad de tiempo. De allí el programa fascinante de irradiar bits por el mundo. La educación digital se basa precisamente en esta distribución centrífuga del conocimiento. El bit es un elemento indestructible, algo así como el gen hereditario que se transmite intacto de generación en generación. Tiene una capacidad ilimitada para combinarse con otros bits y puede correr a la velocidad de la luz por las redes digitales. Los dígitos binarios 1 y 0 bastan para representar las más variadas formas del mundo continuo y cambiante, del mundo "analógico" donde vivimos. Ese proceso se llama "digitalización". Y con la digitalización nada quedará como antes aunque todavía nos resulte difícil comprender en profundidad el impacto de este nuevo modo de comunicación y de información, en particular en la educación de las nuevas generaciones.

Nadie sabe a ciencia cierta cómo y cuándo se manifestará en concreto este nuevo mundo de la educación digital, pero hay, por de pronto, muchos indicios que anuncian el cambio irreversible  de la educación tradicional. Todo es cuestión de adelantarse a ese momento, de estar preparado para ofrecer nuevas soluciones a los nuevos problemas.

Ahora nos gusta imaginar nuestra cooperación como un tren con vagones cargados de miles  de millones de bits en  forma de artículos, libros digitales, videos educativos, etc.; que compartimos desde el saber que la solidaridad cuanto más se comparte, más se potencia. Es así que ya compartimos esta tarea con la Escuela Industria Nº 4 José Menéndez. Hace muy poco presentamos nuestra página web en construcción. Son los estantes virtuales donde iremos colocando de a poco nuestro banco de datos que recolectamos seleccionando lo mejor de Internet hace más de 12 años. Su dirección en la red Internet es: www.biblioises.com.ar  Aún no está habilitada totalmente, llevamos subidos más de 2.600 archivos y estamos trabajando en subir muchos más. Ya hay más de 13000.  visitantes que nos están comenzando a descubrir.

Es una fuerte voluntad esperanzadora de hacer con casi nada, una gran tarea. Es lo que exige el momento de este complejo hoy. Uso en significancia plena de la optimización. Estamos parados firmemente en el “sí se puede” con lo que tenemos y con eso hacemos.

Nuestra nueva página web que tiene como webmaster a Rodrigo Martínez López  ex alumno de la Escuela Industrial 4 egresado de la carrera de informática y que  sigue sus estudios universitarios  especializándose en diseño de páginas web.   Es el soporte principal de nuestro emprendimiento y creemos que merece un reconocimiento especial que no pasa solamente por las muchas gracias.  Esta nueva página web ya supero nuestras fronteras provinciales y tenemos demanda de información de países como EEUU – CHINA  - PERU -  URUGUAY – LA FEDERACION RUSA se agregan en estos días ALEMANIA – CANADA – FRANCIA,  también varias provincias argentinas.  La provincia de Santa Cruz está siendo muy bien representada. Generamos un blog www.biblioises.webnode.com  con acceso directo a nuestro banco de datos y en solo dos meses acopiamos más de 1400 visitas y más de 40 comentarios en nuestro libro de visitas.

Todo esto ha sido posible gracias al equipo de conducción  del I.S.E.S, a  la voluntad de la biblioises, Al equipo directivo de la Escuela Industrial N° 4, a la Dirección Provincial de Educación Técnica y Formación   Profesional   y a nuestros colaboradores. Mencionamos   especialmente a Luisa Zerbo que el sábado 18 de este mes presento su libro en una emotiva presentación y ante una nutrida concurrencia.  Así como también a nuestra asesora pedagógica de siempre, Licenciada Noemí Vila  que desde Córdoba nos asiste permanentemente. 

El tren del futuro educativo Santacruceño está incrementando su llenado de virtuales vagones con mucho material de MATEMATICAS, FISICA, QUIMICA, BIOLOGIA, EDUCACION, LENGUA   y más mucho más. Tiene la particularidad de acudir con su carga de saber ser sabiendo hacer  a quien lo convoque por lejos que se encuentre. Viaja a la velocidad de la luz. Acudirá de inmediato y a todas partes donde sea llamado.  No se olviden docentes y alumnos llamen aquí  www.biblioises.webnode.com y es muy posible que encuentren muchas respuestas y también algo importante, algunas  preguntas. Creemos que de esto se trata. Los maestros pueden hacerse la pregunta: ¿Porque vivimos en un mundo donde las respuestas se encuentran en todos lados? y asociarlas a esta afirmación; pero las preguntas no… 

Sergio Pellizza

Contacto:  bibloises@gmail.com

 

 

 

Volver

Contacto

BIBLIOISES

Fotografía utilizada según la normativa de Creative Commons broo_am  © 2014 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode